Estaba pensando en cómo me relaciono con las plantas y el impacto que tienen en mí, según pasan los años.

En retrospectiva, me parece que me llamaban más la atención las plantas que los animales y además estuvieron más presentes en mi vida.  Haciendo memoria me gustaban los tréboles de cuatro hojas, que me metían en varios inconvenientes en los recreos de la escuela primaria por ir a sacarlos de los canteros…cuanta inocencia!!!!!

Siento que atravesé varias etapas de mi vida cerca de las plantas. Disfruto de ver la transformación de una semilla en una gran planta con flores y me pone más alegre. Es comprobar que los cuidados dan fruto, aunque sea de una semilla de plantas de fácil crecimiento, como por ejemplo la dama de noche con sus semillas negra y la floración de varios colores.Una planta que siempre da recompensa es la vinca con sus hojas bien verdes y flores blancas clásicas calmas.

Me conmueve ver como las semillas se van transformando en una nueva planta.  Siempre me asombra una nueva vía, un nuevo color en el panorama, regar las semillas y ver sus primera hojas, ver cómo se convierte en una planta chiquita y que de ahí salgan sus flores con fragancias que inundan los patios y balcones.

Un recuerdo de cuándo era chica, que cada tanto vuelve, es el de esas macetas blancas grandes que ahora son vintage, con plantas como la costilla de Adán con sus hojas grandes partidas y a su vez unidas y con su fruto grande y blanco como una mazorca.

Siento que las plantas con flores o sin ellas nos dan una sensación de bienvenida. Cuando estamos en algún lugar urbano y decimos -que lindo lugar o pensamos -que acogedor es este lugar, seguramente están presente los colores de la naturaleza.

Me gusta ver las plantas  y ver como se transforman en agentes sanadores. Con su maceración, algunas nos brindan sus aceites sanadores como la menta, lavanda, manzanilla.

Siento que están presentes en nuestro día a día y aveces no nos damos cuenta.

Hay plantas que nos llevan a un recuerdo de la infancia, adolescencia.  O nos retrotraen a la casa de nuestros abuelos, o tíos…. A mí algunas me atrapan por las formas raras, como los cactus y suculentas y también me fascina ver como cambian de colores según la cantidad de sol que reciben y se ponen más rojizas o tienen diferentes variantes de verdes.

¿Ustedes como las viven? ¿Que planta les atrae más, por su aroma  o colores?

Me gustaría saber sus opiniones

Con cariño Silvia DIAZ